Brackets en la infancia: ventajas y desventajas

brackets en la infancia

Corregir nuestra dentadura es algo que, usualmente, se recomienda hacer desde una edad temprana. Es por eso que, tanto niños como adolescentes, son cada vez más convencidos a realizarse algún tipo de proceso de ortodoncia. Los brackets en la infancia, son el ejemplo más común. 

Sin embargo, sabemos que los tratamiento de ortodoncia no tienen edad. Desde la infancia hasta la edad adulta, dependiendo del caso cualquier persona puede necesitarlos. 

En D-Natural, nos especializamos en todo tipo de tratamientos dentales, tanto para mejorar tu salud bucal como para ayudarte a sentir mejor contigo mismo y presumir la sonrisa que siempre deseaste. 

 ¿La edad recomendada para comenzar a usar brackets en la infancia?

A partir de los 5 y 6 años se recomienda que los niños acudan al ortodoncista para determinar si necesitarán brackets en la infancia. De esta forma, el doctor a cargo podrá valorar el futuro desarrollo de sus dientes y los posibles problemas de huesos maxilares que puedan tener. 

Años más tarde, se aconseja que los niños comiencen a acudir más seguido al ortodoncista para determinar si será necesario implementar algún tipo de procedimiento. Cuando los niños aún conservan sus dientes de leche, pueden intervenir tratamientos de ortodoncia preventiva o interceptiva (ortopedia), los cuales consisten en sistemas de aparatos fijos o removibles que. Estos ayudarán a prevenir el desarrollo de futuras malformaciones dentales o problemas con la mordida. 

Pero, en el caso de los tratamientos de ortodoncia fija, como los brackets, se recomienda que los niños ya hayan mudado la mayor parte de su dentadura de leche. Esto debido a que los brackets se adhieren a los dientes durante meses o años. Estos no pueden moverse ni ser extraídos antes de tiempo, hasta que el tratamiento termine. 

En determinados casos, cuando los niños tienen una dentición mixta (es decir, que ha perdido la mayoría de sus dientes de leche pero aún conserva algunos), pueden ser candidatos a utilizar brackets de todos modos. De esta forma, el tratamiento sólo se aplicaría en pequeñas secciones específicas de la boca del paciente, de acuerdo a lo que el ortodoncista decida a partir de estudiar su dentadura.

El sistema de ortodoncia más recomendado para niños y adolescentes son los brackets metálicos con gomas de colores, las cuales se van cambiando y ajustando cada determinado tiempo, lo que resulta un proceso interesante para los niños o bien el uso de brackts autoligables.

¡Contáctanos! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *