¿Qué es la Ortopedia Dental?

La ortopedia dental  tiene como objetivo corregir alteraciones en la forma de la cara o bien alteraciones asimétricas en la boca.

A través del uso de aparatos fijos o removibles se aplican estímulos que alteran o modifican los huesos de la cara, evitando en muchos casos la cirugía ortognática (maxilar o mandíbula)

¿Cómo saber si mi hijo necesita un tratamiento de Ortopedia Dental?

Si tu hijo presenta rinitis alérgica, desviación del tabique nasal, hipertrofia de cornetes y amígdalas, ojeras marcadas, respiración bucal o ronquidos. O bien presenta hábitos como chuparse el dedo, chuparse el labio, chuparse la lengua

Si observas que tu hijo tiene cambios progresivos en la forma de su cara (se ve asimétrica), tiene la cara estrecha, falta de pómulos u observas el arco dental superior estrecho, que cruza la mordida al juntar los labios, paladar profundo, retraso en la erupción de las piezas dentales o dientes apiñados a edades muy tempranas

¿Cuándo se inicia un  tratamiento de Ortopedia?

Es importante que la primera vista de un niño al dentista sea a los 2 o 3 años aun cuando no presente ningún padecimiento, esto ayudará a crear una buena relación niño-dentista y acostumbrarlo a que el dentista es su amigo.

Asimismo en cada visita se podrá ir valorando cómo va su crecimiento dental y en referencia a su crecimiento maxilar, para detectar posibles problemas oportunamente.

El tratamiento de ortopedia está indicado entre los 4 y 9 años, este es el momento indicado para colocar aparatos ortopédicos dentales. Los problemas de crecimiento se deben resolver en etapas de crecimiento del niño para intervenir con la corrección de la maloclusión ya que, en la mayoría de los niños, un tratamiento temprano evita maloclusiones en la dentición permanente del adolescente.

¿Cuáles son los beneficios de realizar un tratamiento de Ortopedia?

Los principales beneficios son:

  • Favorece el crecimiento correcto y métrico de la cara
  • Corrige malos hábitos
  • Favorece la higiene (los dientes alineados se limpian mejor)
  • Crea espacio para los dientes que están por salir
  • Reduce y elimina problemas de respiración
  • Evita posibles extracciones en un tratamiento de ortodoncia
  • Mantiene una correcta relación entre la mandíbula y el maxilar
  • Mejora la autoestima del niño
volver a servicios

Si deseas más información de cómo podemos ayudarte llámanos o reserva una cita en cualquiera de nuestras clínicas.

Contacto