5 cosas que debes evitar comer para tener buena salud dental

Todavía estás a tiempo de hacer el cuidado dental un propósito para el 2020. Una de las mejores maneras de tener una boca brillante y saludable es evitar comer cosas que dañan tus dientes. Pero ¿en qué consiste que algo “dañe” tus dientes? 

Como seguramente sabrás, tu boca está llena de bacterias que queman azúcares para sobrevivir. El subproducto de este proceso es el ácido, el cual disuelve el esmalte dental y causa caries. Entre más ácido tengas en tu boca, más propenso te vuelves a tener caries y otros problemas dentales. También hay ciertas texturas que debes evitar, ya que estas pueden causar daño físico. 

Qué comer menos para tener una mejor sonrisa:

  1. El hielo

El hielo es básicamente agua, y entonces no tendría por qué hacerte daño, ¿verdad? Desafortunadamente, no. La textura dura del hielo te hace más susceptible a que se te rompa un diente, o que se aflojen coronas dentales y otros trabajos que te hayas hecho. Pero no te preocupes, todavía puedes disfrutar de tus bebidas con hielo – solo no es recomendable que lo mastiques. 

  1. Dulces y gomitas ácidas

Casi todos sabemos que debemos evitar comer dulces. Es algo que nos dicen desde niños: no comas muchos dulces o te van a salir caries. Gracias a la globalización, tenemos acceso a dulces de muchos países. Aunque los dulces mexicanos suelen ser, pues, dulces, hay países cuyas golosinas son agridulces. Estos dulces tienen un contenido de ácido más alto, y como ya te dijimos, entre más ácido haya en tu boca, más probable es que te salgan caries. Evita comer este tipo de dulces.

  1. El pan blanco de caja

Cuando comes pan, tu saliva lo procesa y se convierte en azúcar. Seguramente te ha tocado un pedazo de pan que se vuelve en una pastosa gomosa que se te pega al paladar. El pan blanco es más propenso a adherirse a las grietas entre los dientes y otros lugares difíciles de alcanzar con tu cepillo de dientes. Si quieres pan, mejor come integral, ya que contiene menos azúcares y tiene más fibra.

  1. Refrescos

Las bebidas carbonatadas hacen que tu boca produzca más ácido de lo normal. Entonces, si tomas refrescos todo el día, estás cubriendo tus dientes con ácido. Además, se seca la boca, lo que significa que tiene menos saliva. Y, por último, los refrescos de color oscuro pueden decolorar o manchar tus dientes.

  1. Frutas secas

Seguramente tienes la noción que las frutas secas son saludables. Y de cierta manera, lo son. Tienen mucho menos azúcar que los dulces procesados. Pero aún así, siguen teniendo azúcar, y mucho más que cuando están frescas. También son más probables de pagarse a tus dientes y paladar. Entonces, mejor come fruta fresca.

Aunque dejes de consumir estas comidas con frecuencia, recuerda que también debes tener buenos hábitos dentales. Cepíllate los dientes tres veces al día, usa hilo dental, lleva una buena dieta y programa dos visitas anuales al dentista con nosotros en D-Natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *