¿Cómo proteger el esmalte de tus dientes?

cómo proteger el esmalte de tus dientes blog d-natural

Sabemos bien que las caries aparecen cuando el esmalte de los dientes es atacado por bacterias. Entonces, lo siguiente que debemos conocer es cómo podemos proteger al esmalte dental. 

¿Qué afecta al esmalte dental?

Un dato que pocos saben es que el esmalte dental es el tejido más fuerte en el cuerpo humano. Al estar compuesto principalmente por minerales, es bastante duro. Sin embargo, los malos hábitos como una técnica de cepillado deficiente o el exceso de bebidas azucaradas, puede dañarlo. 

Para cuidarlo, primero hay que conocer la fuente de los daños a los dientes. El más relevante es el daño por abrasión. Es decir, el desgaste. Este es generalmente generado por el uso de un cepillo de cerdas demasiado duras o por una mala técnica de cepillado o el cepillado agresivo. Además de esto, los problemas de quijada y maxilofaciales como el bruxismo (apretar demasiado los dientes, particularmente a la hora de dormir), también pueden desgastar el esmalte.

Por otro lado, existe también el daño por fuentes químicas. Es decir, el consumo de alimentos que lastiman el esmalte. Aquí se incluye el consumo excesivo de bebidas azucaradas y alimentos ácidos (limón, naranja y toronja), así como el vómito frecuente.

Cuidados

El desgaste del esmalte puede iniciar desde muy jóvenes. Y, si bien puede aplicarse una protección extra con selladores, por ejemplo,  el cuidado de los hábitos alimenticios y de higiene bucal es vital.

Además de ello, a continuación te dejamos algunos consejos extra.

·  Utiliza pasta de dientes con flúor.

·  Procura disminuir tu consumo de carbohidratos.

·  Evita los alimentos demasiado ácidos.

·  Si no puedes sacar de tu dieta refrescos y jugos, procura beberlos con popote para que el contacto con los dientes no sea tan directo.

·  Evita morderte las uñas o utilizar los dientes para abrir cosas.

·  Evita alimentos muy duros como los cacahuates japoneses, así como morder caramelos.

Y, por supuesto, no olvides visitar a tu dentista de forma periódica. Esta será la mejor manera de monitorear tu salud bucal y prevenir problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *